Piquera

Las demandas relativas a la vida operativa del Piquera son altas. La temperatura, presión, tasa de flujo, líquidos corrosivos, frecuencia de uso, exposición a uso incorrecto y vida útil estimada son factores que deben tenerse en cuenta al formular un diseño apropiado. La experiencia de Danieli Corus en la operación de piqueras y su vasto conocimiento de diseños refractarios pueden asistir al cliente en la selección de un diseño de piquera apto para una vida útil equivalente a la campaña del crisol a alta productividad.

En virtud de las demandas del Piquera, esta área del alto horno no siempre completa la totalidad de la campaña del crisol sin necesidad de reparación. Algunos métodos de reparación pueden parecer simples, pero requieren de repeticiones cada 6 a 9 meses. Una reparación más segura comprende la instalación de refractarios de grafito de 500 mm de espesor para formar una capa de protección. El centro del piquera puede realizarse con concreto de bajo contenido de cemento. La extensión de la reparación puede establecerse a priori por medio de perforaciones.

Este método de reparación ha demostrado ser exitoso. Varios altos hornos han podido extender la campaña cinco o más años después de la instalación de estos sistemas de piqueras de grafito.