Tecnología Pleno IV de depuración en seco

Con el correr de los años, la utilización de alúmina para la depuración en seco de gases de crisol ha tenido una amplia aceptación, sobre la base de su confiabilidad y capacidad, a tal punto que prácticamente ha reemplazado el método anterior de depuración húmeda. El nuevo método ha resultado ser más apropiado, ya que ofrece gran eficiencia (por encima del 99%) en la remoción de contaminantes y la ventaja de su reciclado directo en el crisol. Durante las primeras etapas de su desarrollo podía encontrarse una gran variedad de tecnologías de depuración en seco en la industria mundial. Sólo unas pocas han evolucionado hasta convertirse en una tecnología de punta y líder como Pleno IV.

La tecnología de depuración en seco Pleno IV fue desarrollada específicamente para la industria primaria de aluminio, donde es aplicada universalmente no sólo para la depuración de gases de escape de crisol, sino también para la depuración de humos de hornos de ánodos de carbono y plantas de carbono ecológicas. Se trata de la cuarta generación de desarrollo y experiencia exitosa en instalaciones comerciales de gran tamaño, con alta eficiencia y confiabilidad en la depuración y menor requerimiento de energía para operar que los sistemas similares de la competencia.

Desde su concepción, Pleno IV ha sido desarrollada por ingenieros que representan al usuario final. En consecuencia, se ha incorporado al sistema un alto grado de flexibilidad en su mantenimiento, de manera que es posible llevar a cabo este tipo de trabajos prácticamente en cualquier sector de las instalaciones sin necesidad de sacar de servicio el sistema. Además, los sistemas Pleno IV son fácilmente adaptables a los requerimientos de cada cliente, como adaptación para conductos colectores particulares, políticas especiales de operación y mantenimiento, etc.